Always

Dile a tu corazón que palpite cuando se lo ordenes, y dile cuantas porquerías puedas a tus sentimientos, y verás algo: No lo hará.

No le digas a tu corazón que hacer cuando de amor se trate, él sabe lo suyo.

Yo me planto la idea de que amor es un sabor que la vida nos regala en algún momento, y a pesar del tiempo si algún día lo vuelves a encontrar lo tienes presente, no como una loción o un perfume porque esos caducan, tampoco impone o menoscaba tu esencia, más bien te transmite energía y te hace sentir viva, es un sabor sobrenatural, y aunque no tengas la certeza de quedártelo en presencia pura y humana por el resto de tu vida, sabés que se queda a vivir en lo más recóndito de tu alma "para siempre", como el "always" de S. Snape de la peli de Harry P.

Me suscribo de usted señora vida.

Ad'r








Comentarios

Entradas más populares de este blog

Trenzas

Y un día comprendí que...