¿Cuántas Guatemalas hay?

Todas las que puedan colocarse entre las realidades ficticias y las ficciones realistas que la mirada de hoy vislumbra a través de la lente de una historia oficial que para afirmarse como tal, contrapone los silencios a los análisis profundos de grandes izquierdistas y verdaderos hombres de maíz que con sus juicios de valor y razonamiento más cercanos a la realidad, desembarcan de nuestra bella Guatemala la basura más asquerosa entre los que puedo mencionar:

“CEMENTOS PROGRESO SA” que como sabemos pertenecen a los CACIF que a través de la historia se han venido columpiando en nuestras tierras…

Los del hierro AG y su anuncio que pasan en el radio “no importa donde compres tu hierro, lo importante es que sea HIERRO AG” Jaja

Los del Mc Donalds’ que comparten con la gente “sonrisas” con el Ronald Mc… pues ni modo, ¿cómo no iban a estar felices? si no pagan siquiera 5 quetzales anuales de IVA, para más las Señoras que venden almuerzos en los mercados “públicos” pagan impuestos a la Muni; todo el mundo lo hace cuando compra un producto en las tiendas…

Entre otros…

Guatemala, hoy más que en ninguna otra época de su historia, demuestra que es INCAPAZ de auto sostenerse, toda vez que las desgarraduras profundas que la invasión europea– de cinco siglos atrás – causó a la sociedad pre colonial, engaños y forzosos actos que se presentaron en la religión, educación, en las formas de pensar, actuar y ser que se ahondaron y se han perpetuado hasta el presente, en una sociedad mucho más neocolonial que independiente…
Guatemala “demuestra” esa incapacidad, nada más L o    D e m u e s t r a   porque INCAPAZ, NO ES, pero entre toda esta realidad hay un problema serio, se llama: ZONA DE CONFORT que abarca tanta baja pila y tanto des amor al ser demasiado conformistas. (Me incluyo)

Hasta la fecha hay gente que solo se acuerda que existe Guatemala cuando un 15 de Septiembre grita: ¡Viva Guatemala! En un diferido alarde patriótico, químicamente alcohólico; por eso creo que nadie debiera sentirse preparado para trabajar en Guatemala, si antes no ha tomado siquiera conciencia de esta realidad y no es que esté culpando a los de la Cervecería, la verdad es que en estos tiempos puede ser de lo más normal “en mi País” tomarse las latas o botellas que se puedan, ese no es mi problema, yo considero que ninguno de los consumidores debe ser muy víctima del alcohol porque niñ@s de 5 años no son y ya echarle toda la culpa “AL SISTEMA” Jajaj tampoco.

Sin embargo lo negativo y los errores no tienen fin, las quejas tampoco, ni la corrupción a diario en la sociedad, ni el mal trabajo de nuestros gobernantes, ni las muertes, ni siquiera yo puedo contar los míos, por eso quedaría bonito empezar por uno mismo, pensar en una solución y dejar de echarle la culpa al gobierno porque culpa ya tienen suficiente y no con eso se compone Guatemala, yo en lo poco que puedo al menos me da el gusto de intentarlo, y no es que yo vaya a ser el ejemplo mundial, la figura nacional o el cambio radical; a lo que voy es que contribuir con pequeñas cosas puede ser muy útil, como bañarse en 3 minutos, como no tirar basura, como recoger la que pueda, como no recibir una bolsa plástica en el mercado, tienda, centros comerciales, donde sea, como ahorrar energía, como valorar el esfuerzo de nuestros paisanos que venden su producto en los mercados, como otras cositas más que cuando estén a nuestro alcance y en nuestras posibilidades las practiquemos, y aunque las olvidemos muchas veces, el intento es una cooperación de gran avance y consideración que aunque no regrese un salario,  sí devuelve un poco más de vida.



Ad'R






Comentarios

Entradas más populares de este blog

Always

Trenzas

Y un día comprendí que...