miércoles, 2 de marzo de 2016

SU VOZ…

Estaba en su vientre materno, cada vez que despertaba, lo que inexplicablemente me hacía feliz era su voz, su dulce, su melodiosa y hermosa voz de Madre;
Cuando me dio a luz, me apretó fuertemente en su pecho, tuve un contacto de piel a piel, me miraba como si fuese su vida entera, estaba inmensamente feliz, gritó ¡“es una nena”!


Le agradezco al Creador y Formador por “El milagro de la Vida”, pues me ha dado una Madre a la que le debo la vida,  una Madre que durante su infancia creció sin Madre y Padre, la vida le enseñó a ser fuerte y hoy la tiene hecha una MUJER  POTENTE, FUERTE  Y  PERSEVERANTE.
No hay Madre como ella, no se cansa de hacer planes, todo es cambio, constantemente;

Desde que estaba en su vientre, la melodía más bella a mis oídos empezó por ser su voz,
Su voz habita en mi consciencia, subconsciencia e inconsciencia;
No hay nada que pueda reemplazar ese sentimiento.
Mi Madre. <<3

Ad'R


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

EL TIEMPO

Un gran amigo me dijo que no existe el tiempo, mencionó la razón, ya no la recuerdo, pero le haré caso.  Sin embargo, en lo personal,...