sábado, 26 de marzo de 2016

Y un día comprendí que...

Y un día comprendí, que si verdaderamente amamos, debemos aprender a controlar los sentimientos y aceptar que todo lo que viene, pasa por alguna razón, también comprendí que a veces hay que evitar sentimentalismos y ser fuertes para que tu corazón encuentre motivos que finalmente te den satisfacción. 

De pequeña mis papitos no me hablaron sobre el amor hacia el sexo opuesto…
De niña lo mío fue jugar a las escondidas, al fútbol, a las guerras de agua, a vivir sin preocupaciones…

De niña me preguntaba cómo sería Jesús, porque siempre salían versiones diferentes de él; me preguntaba por qué se movían las nubes en el día, ¿por qué existía el diablo? ¿Por qué todo el mundo le teme?; me preguntaba porque las montañas, el cielo y las casas se movían cuando viajábamos en la camioneta; me preguntaba ¿Qué pasaría con los niños que nacerían un 29 de Febrero?; me preguntaba si debajo de la cocina había algo extraño, pues era el lugar en donde todos se reunían en días comunes y en fechas importantes;
También recuerdo que prefería jugar al lodo que a las muñecas, recuerdo que siempre quise que los espejos fueran puertas para entrar a otro lugar; Recuerdo que la primera canción de Ricardo Arjona que escuché fue la del “mojado”, desde esa fecha amé a Ricardo Arjona.
De pequeña imaginaba tener un carrito de mi tamaño para llegar a la escuela, lo imaginaba así de plástico con el único fin de levantarme un poco más tarde y llegar temprano; recuerdo que siempre me gustó pasar a declamar en los actos cívicos y no porque me gustara la poesía sino más bien porque me gustaba pasar al frente y probar lo que se sentía tomar el micrófono y escuchar mi propia voz.
De pequeña me gustaba quedarme tirada a dormir en el suelo con una almohada y no en la cama, tan raro que incluso no me lo explico hoy en día; de niña los espejos eran mi parte favorita, era como una especie de cámara para controlar lo que pasaba de tras mío, siempre solía pasar tiempo para peinarme y verme en él; de pequeña…
Así somos de niños, todos tenemos esa libertad de imaginar, pensar, preguntar, crear, aunque la mayoría de veces resultamos siendo esclavos de las amargas respuestas que no esperábamos pero con las que vivimos conformándonos…

Es que todo niño tiene preguntas que muchas veces el hombre ignora, yo creo que es allí donde el mundo de los niños se vuelve pequeño pues los misterios desaparecen juntamente con las ideas, porque todo niño tiene ideas increíbles que la mayoría de hombres menosprecian, ideas que incluso resultan ser de otro mundo, sin embargo esas ideas podrían cambiar el mundo y saltar paredes que muy probablemente muchos no imaginan que existen.

A todo esto es que de pequeña nunca imaginé lo que era el amor, nadie en ningún momento me habló de lo que significaba estar enamorada, que existe una hormona y se llama: “lívido”, que es básicamente un sentimiento que naufraga desde lo más profundo del alma, hasta la planta de los pies, que muchos conocemos como: el corazón, el alma, el chacra, el edén, etcétera, esa hormona rebelde que te hace sentir un cariño especial por alguien, esa hormona que te hace pensar que esa persona es única incluyendo defectos y aunque encuentre a alguien más solamente le deseas lo mejor, no sientes rencor ni la culpas de nada, sientes eso, y eso: eso verdaderamente es AMOR,  y es algo que puede pasar en cualquier momento, no podemos decidir en que momento sentirlo o dejar de sentirlo. 



Ad'R



miércoles, 2 de marzo de 2016

SU VOZ…

Estaba en su vientre materno, cada vez que despertaba, lo que inexplicablemente me hacía feliz era su voz, su dulce, su melodiosa y hermosa voz de Madre;
Cuando me dio a luz, me apretó fuertemente en su pecho, tuve un contacto de piel a piel, me miraba como si fuese su vida entera, estaba inmensamente feliz, gritó ¡“es una nena”!


Le agradezco al Creador y Formador por “El milagro de la Vida”, pues me ha dado una Madre a la que le debo la vida,  una Madre que durante su infancia creció sin Madre y Padre, la vida le enseñó a ser fuerte y hoy la tiene hecha una MUJER  POTENTE, FUERTE  Y  PERSEVERANTE.
No hay Madre como ella, no se cansa de hacer planes, todo es cambio, constantemente;

Desde que estaba en su vientre, la melodía más bella a mis oídos empezó por ser su voz,
Su voz habita en mi consciencia, subconsciencia e inconsciencia;
No hay nada que pueda reemplazar ese sentimiento.
Mi Madre. <<3

Ad'R


EL TIEMPO

Un gran amigo me dijo que no existe el tiempo, mencionó la razón, ya no la recuerdo, pero le haré caso.  Sin embargo, en lo personal,...