Un poco sobre mí

Me levanto en las mañanas, recojo la cortina de mi ventana, miro al cielo con mis ojos dormidos y me pregunto: ¿por qué tan corta es la noche? Y la verdad es que a cualquiera le pasa.
No me gusta cocinar, cuando estoy sola, solo improviso si me da hambre.
No me gustan los pendientes.
Disfruto del merengue, la cumbia y otros bailables.
Me gusta escuchar la Naturaleza, la naturaleza de los árboles, el cielo, la noche, el día, la tierra, el agua, el fuego, el viento, etcétera; me gusta tener una plática que va más allá de mil palabras; me gusta ver la perfección de las estrellas al llegar la media noche; me gusta andar solo por andar, sin dar explicaciones a ninguno, me gusta ver sonrisas sinceras y calmar llantos dolorosos;
No me gustan los zoológicos, me irrita pensar el estrés que manejan los animales estando enjaulados.
Me cuesta prometer, cuando lo hago genera un pendiente en mí, me desespera ese sentimiento y me gusta cumplirlo lo antes posible a menos que se me olvide.
No me gustan las verduras muy cocidas, no tomo aguas gaseosas solo en algunos casos.
No me gusta meterme en asuntos donde no tenga nada que ver mi presencia.   
Pueden gustarme 20 colores al mismo tiempo, pero al final no me gusta ninguno, si es que tomo la decisión por uno, es porque siempre va a ser mi color favorito, es un decir, la verdad es que color favorito no tengo, solo sé que no me gusta el rosadito, pero lo tolero.
Me encariño rápido del corazón noble.
Anita, una de mis personas favoritas, ha sido la primera que abraza y besa a mi gordo DUKE sin miedo alguno.
No me gusta hacer sentir mal a la gente, y si se trata de aclarar un asunto o ser sincera no lo hago con las intenciones de dañar el alma. 
Gracias al que está arriba, no puedo contar mis momentos felices.
Cuando considero a alguien mi amig@, va a serlo aunque hablen mal de el/ella, le agrade o no a los demás, sea de mente abierta o cerrada, sea colérico, sanguíneo, melancólico o flemático, como sea.
Un poco de mí…

Ad’R





Comentarios

Entradas más populares de este blog

Always

Trenzas

Y un día comprendí que...